• La unificación de los festejos de la ciudad en las Fiestas de Mayo ha permitido potenciar el espacio del recinto ferial con un modelo que combina la idea de unas Fiestas Mayores a la altura de una ciudad que supera ya los 80.000 habitantes con una programación muy participada por el tejido social. Seguiremos en esta línea, apostando por el Consejo Municipal de Fiestas como espacio para la evaluación y el debate sobre este modelo, y abriendo a canales participativos más amplios (como el de la Encuesta Ciudadana) decisiones estratégicas futuras a este respecto. Avanzaremos en el compromiso de incrementar la participación de las entidades del tejido social en la toma de decisiones
  • El tejido asociativo y las vecinas y vecinos seguirán siendo los protagonistas de las convocatorias festivas de la Cabalgata de Reyes y los Carnavales, para lo que mantendremos las líneas de ayudas y subvenciones existentes. Además pondremos en marcha las medidas oportunas para que durante las fiestas y eventos se respete la diversidad sexual.
  • Continuaremos apoyando y dando cobertura a las iniciativas vecinales de fiestas de los barrios, con un perfil auto-gestionado, como las impulsadas en el último tiempo en los barrios de La Luna y Pablo Iglesias, que se suman a otras ya existentes como las de Covibar y el aniversario del Casco. Apostamos por esas expresiones de cultura popular y participativa que complementa el modelo municipal de fiestas y dinamiza la vida y convivencia de los barrios. Creemos importante en este punto remarcar que debe existir un compromiso por parte de las entidades sociales que impulsen estas fiestas para el uso responsable de los medios que el Ayuntamiento pone a disposición de estas entidades. Igualmente apostamos por que las ayudas que se presten están condicionadas a la publicidad de resultados económicos de dichas fiestas mediante la publicación de las cuentas de resultados donde se especifique las ayudas recibidas y su destino.
  • Mantendremos la apuesta por el respeto al estado aconfesional que marca la Constitución Española y no se destinarán ayudas públicas a ninguna confesión religiosa para la realización de fiestas religiosas, sin dejar de prestar la colaboración necesaria.
Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn