El modelo de seguridad ciudadana en el que nos comprometemos se define por su carácter integral, es decir, por la búsqueda de un equilibrio entre el derecho a la seguridad colectiva y el derecho a la libertad de toda la ciudadanía, por la actuación sobre las causas sociales que generan la delincuencia y la inseguridad ciudadana y no sólo sobre las consecuencias. No pueden existir políticas de seguridad eficaces si no se erradica la pobreza, el paro, la xenofobia y la exclusión social, mediante políticas integrales de empleo y protección social.

Libertad y Seguridad forman parte de un todo indivisible en una sociedad democrática. Es por ello que consideramos que son fundamentales para la consecución de unas ciudades libres de inseguridad llevar a cabo:

  • Creación de Planes Integrales de Actuación como instrumentos fundamentales para diseñar acciones preventivas en materia de seguridad
  • La participación ciudadana en los Consejo Locales de Seguridad y una remodelación del actual modelo de policía para convertirlos en punto de encuentro de las y los ciudadanos y la administración, para elaborar y evaluar los dispositivos de seguridad pública paralelos al desarrollo de los Planes Integrales.
  • Elaboración de un replanteamiento del actual modelo de policía, para conseguir un nivel eficaz en la lucha contra la delincuencia en donde lo primordial sería su racionalización, mejor coordinación y mayor dotación de medios técnicos y formación. Desde el entendimiento que una de sus primeras funciones, junto a otros agentes sociales, debe ser la prevención desde la educación
  • No permitiremos Ordenanzas que criminalicen a las mujeres en situación de prostitución u otros colectivos en riesgo de exclusión social y en todo caso exigiremos que no sean prohibicionistas, sino de información y prevención; instando a las mismas al cumplimientos de los derechos humanos y constitucionales.
  • Llevaremos a cabo un plan formativo en género destinado al personal de seguridad municipal, mejorando la coordinación con otros cuerpos de seguridad, prioritariamente con la Guardia civil.
  • Igualmente se trabajará en la formación en prevención de la LGTBfobia a las y los agentes de la Policía Local, haciendo especial hincapié en su formación jurídica en aquellos aspectos de la legislación que garantizan la igualdad de trato y la no discriminación por razones de índole personal como es la orientación sexual y la identidad de género.

 

Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn