• Se establece un sueldo máximo que garantice la dignidad en la ejecución de la función y responsabilidad del cargo que se ejerce. Dentro de los límites que establezca la Ley, se considera para el presente año (2015) una retribución adecuada 2.200 € netos, distribuidos en catorce mensualidades. Dicha cuantía será revisable de acuerdo al IPC. La retribución del personal de confianza se ajustará a los límites que la normativa laboral y funcionarial municipal establezca para su personal y, en ningún caso, dicha retribución será superior a la del alcalde.
  • Se tiende al trabajo habitual con la llamada “Banca Ética” a fin de preservar la independencia económica y eliminar la coacción política.
  • Se persigue la financiación irregular en cualquiera de sus modalidades.
Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn