El motivo fundamental del cumplimiento de este requisito básico en la Ética Política es animar al desarrollo de la democracia participativa demostrando que la acción política está al servicio de los intereses de los ciudadanos exclusivamente. A tal fin:

  • Se asume por los cargos públicos, el personal de confianza y las y los asesores, la total transparencia en los ingresos, sean cuales sean el origen de éstos, incluidos los patrimoniales, así como las variaciones que éstos hayan experimentado a lo largo del desempeño del cargo.
  • Se hace obligatoria la rendición periódica de cuentas públicas en los sujetos que tengan decisión sobre ellas.
  • Se fomenta la participación ciudadana dando a conocer las agendas de los cargos municipales, asesores y personal de confianza, los temas, reuniones, actas y toda aquella información que haga de la gestión pública algo familiar, conocido y abierto a propuestas de mejora.
  • Se promueve y crean los medios necesarios para que la y el ciudadano tenga acceso fácil y seguro al conocimiento y control de la gestión municipal.
Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn