El 72% de nuestro término municipal se enclava en el Parque Regional del Sureste. Seguiremos llevando a cabo actividades de vigilancia ambiental y de restauración y limpieza de sus espacios de mayor riqueza natural. Pondremos en marcha una campaña de difusión de las posibilidades de ocio y tiempo libre que ofrece este enclave, así como acuerdos con ONGds y entidades especializadas para la realización de campañas de protección de su flora y fauna.

Llevaremos a cabo los estudios necesarios para potenciar el Turismo ornitológico debido a la gran riqueza de aves que hay en nuestro entorno.

Creación de una arboleda forestal en la zona del Arroyo los Migueles, mediante la reforestación sostenible con ejemplares adultos de especies autóctonas del Parque Regional, lo que implica la plantación progresiva, riego continuado y seguimiento hasta que se asegure la viabilidad de forma natural de los ejemplares plantados.

Recuperaremos los caminos tradicionales.

  • Empleo verde. Seguiremos apostando por los nichos de empleo que ofrecen las diversas actividades económicas que componen el sector denominada como de empleo verde.
  • Educación Ambiental

Queremos asegurarnos que la fábrica de vigas “Pacadar”, situada al lado de la laguna de El Campillo, lleva a cabo la restauración ambiental una vez que hayan cesado sus actividades en Rivas.

Queremos trabajar en articular una propuesta para la recuperación de infraestructuras y elementos históricos en las cercanías de nuestro termino municipal para poder llevar a cabo actividades de turismo histórico cultural.

Recuperación de trincheras y bunquers de la Batalla del Jarama y la creación de un parque de Memoria Histórica.

Facilitaremos los accesos existentes (Km 19) entre la ciudad y el arroyo de los Migueles para la óptima utilización del parque del arroyo Los Migueles.

Reconsiderar el estudio de varios proyectos para acercar el Parque del Sureste a los vecinos, mediante la educación ambiental y ocio, sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente.

Estudiar la posibilidad de actuar sobre la finca “El Piul” para protegerla medioambientalmente, y darle un uso de educación y ocio sostenible.

Existen lugares dentro del término municipal que no forman parte del Parque del sureste y que cuentan con valores ambientales que, aunque mermados por el resultado del urbanismo, vertidos, escombros, etc., cuentan con valores ambientales que merecen ser preservados y con la posibilidad de mejorar mucho en términos ambientales, es decir tienen potencial para su restauración, planificada comunitariamente bajo asesoramiento científico y técnico apropiado.

Estos enclaves son reducidos, cuentan básicamente con suelos de características físico-químicas raras y con algunas especies botánicas raras, especiales o interesantes. Se trataría de preservar estas especies, introducir otras propias del ecosistema desaparecidas en el entorno periurbano de Madrid y en grave peligro de extinción en la comunidad de Madrid unas y a nivel mundial otras (y que están desapareciendo por el urbanismo en todos los municipios del sur y sureste de Madrid), acondicionar y limpiar de vertidos los enclaves y dar a conocer sus valores por medio de paneles informativos, visitas de colegios y charlas públicas: educación ambiental, en suma. En la restauración de los parajes se daría prioridad a asociaciones ambientales y movimientos vecinales.

Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn