21_AdrianMozas_TW

En la línea de lo expuesto anteriormente, cabe decir que en el tema de vivienda Rivas es una ciudad bastante consolidada. La demanda agregada de vivienda crecerá por tanto en la misma medida y al mismo ritmo en que la potenciemos políticamente y siempre teniendo en cuenta los momentos de recesión que vivimos. La ciudad debe ser un lugar para vivir y un lugar abarcable, no puede ser un ‘monstruo’ que fagocita hacia ninguna parte. Debemos poner límites y repensarla. Debemos acompasar los proyectos a las previsiones. En definitiva, hay que planificar no para resolver problemas económicos puntuales y estructurales sino como un instrumento de estrategia política en la construcción de la ciudad que queremos.

Marco de mínimos

  • Apuesta clara y decidida por la incentivación de la vivienda pública de alquiler frente a la propiedad y la nueva construcción. En caso de nueva construcción, tender a fórmulas mixtas de vivienda pública con porcentajes reservados a vivienda en alquiler en un mismo edificio. Es decir, el plan de vivienda público debe ser mixto
  • Continuar y reforzar las políticas que nos han llevado a tener cero viviendas vacías públicas y priorizar la gestión transparente y pública de la adjudicación de vivienda pública y protegida. Es una de las maneras más potentes de hacer efectivo el derecho constitucional de toda la ciudadanía a disponer de una vivienda digna. – Registro Único-
  • Actualmente hay viviendas cedidas a servicios sociales y otras necesidades municipales. Convertirlo en un servicio municipal con entidad propia permanente y unificada que no dependa de varias concejalías a la vez por la cesión que se hace, del tipo ‘red de vivienda pública de emergencia’ y acompasarlo también con medidas de integración y ayuda social dado el carácter transitorio que debe tener esta vivienda para sus usuarios y usuarias
  • Ampliar el Registro Único a vivienda privada tanto a nivel particular como a nivel empresarial (negociación con fondos buitre para dar desde las políticas municipales a esas bolsas de viviendas una salida digna y efectiva). Ampliar el objetivo cero vivienda pública vacía a: en Rivas, cero vivienda vacía
  • Municipalizar la mediación y gestión del servicio de Bolsa de Vivienda de Alquiler. Desligar este servicio de la Comunidad de Madrid, crearlo como servicio municipal propio. La normativa de la que nos hemos dotado (Reglamento del Registro Único) ya contempla este supuesto, hay que ponerlo en práctica únicamente para disponer de toda la sistematización de vivienda de alquiler de cualquier tipo y no sólo la pública en nuestro municipio. Fomentar medidas dirigidas a conseguir el alquiler de viviendas usadas a niveles de rentas protegidas o muy cercanas significativamente. Ampliarlo también a la tramitación pública de ayudas para fomentar la demanda. Planteamos hacer extensivo este servicio a las viviendas en propiedad
  • Con los elementos creados llevar a cabo estudios sobre las necesidades reales de vivienda de la población, atendiendo al perfil de habitante y unidades familiares y a la demanda ciudadana y centrar gran parte de nuestros esfuerzos en los colectivos más desfavorecidos y con más dificultades. La vivienda es una de las claves para evitar la exclusión social
  • Continuar con las políticas de incentivo y ayuda al alquiler público. Renta Social
  • Poner en marcha un Plan de rehabilitación de viviendas
  • Unificar todos los servicios de vivienda municipales, incluida la Oficina de Desahucios, como un elemento central en la política social de vivienda. No podemos gestionar estos servicios separados administrativamente hablando como sucede en la actualidad
Comparte...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn